miércoles, 6 de febrero de 2013

Concursos públicos vs. Condiciones laborales

El mundo de la interpretación está en guerra. No, no es la primera guerra laboral, ni será la última. Y en el ámbito del trabajo, ya pocas cosas nos sorprenden, pero creo que es bueno seguir llevándose las manos a la cabeza con algunos ataques que podemos sufrir los profesionales. 

Contraatacar no es siempre fácil, eso está más que claro. Pero rendirse nunca fue una opción.

Hace unas semanas empecé a preparar una entrada para hablar un poco sobre los atentados contra las condiciones de trabajo de los intérpretes de lengua de signos que se están llevando a cabo últimamente, la pospuse. Hay temas que me encienden y quería ser diplomática. ¿Existe la diplomacia en la guerra?

Ayer recibí otra llamada, me mordí la lengua (igual estoy envenenada, ya temo por mi salud). 

Resulta que como los intérpretes de lengua de signos, al parecer, hacemos una labor social, muchas veces tenemos que trabajar para empresas que "se venden" a la administración pública, ya que esta última saca cosas, como el servicio de intérpretes de lengua de signos, a concurso. ¿Cuál es el problema? Que las empresas quieren ser competitivas. Es normal, pero son competitivas a nuestra costa

Más o menos esta viene siendo mi cara cuando desde ese tipo de empresas me informan sobre la tarifa que voy a cobrar por una hora de servicio:

(Con algún que otro año más, cierto es)

Nunca he comulgado con la inconformidad sistemática contra el sistema, quienes me conocen lo saben. Pero también saben que no me callo y que soy profesional en mi trabajo.

Pero hoy he recibido un e-mail a modo de contraataque que me ha arrancado una sonrisa y en el que pedían máxima difusión. Antes de nada, quiero que quede claro que lo dicho hasta ahora es mi opinión, no la de nadie más y que no hablo en nombre de nadie.


Ahora, quiero compartir con vosotros un comunicado de prensa que ha preparado FILSE (Federación Española de Intérpretes de Lengua de Signos y Guías-Intérpretes de Personas Sordociegas) sobre el tema de los concursos y las condiciones laborales de los intérpretes.

viernes, 25 de enero de 2013

Un poco de literatura: El grito de la gaviota, por Emmanuelle Laborit

Hace unos años, cuando estudie para ser intérprete, nos mandaron leer este libro que no olvidaré. Y que la gente que por aquel entonces me rodeaba tampoco, ya que el libro en cuestión fue pasando de mano en mano. Tuvimos que entregar un mini-trabajo sobre el libro y al encontrarme el trabajo que hice y volverlo a leer he decidido escribir una versión renovada de mi opinión, por si os animáis a leer el libro.
Aquí va:
Ira, angustia, impotencia, enfado, comprensión, caridad, emoción y algún que otro nudo en la garganta al leer la biografía de Emmanuelle Laborit.

Entre todas las cosas que desconocemos, existe una comunidad entera que vive entre nosotros y que es, por un lado, igual que nosotros, pero, por otro, muy distinta y desconocida.

Lo "normal" y la búsqueda de la perfección rigen un mundo en el que la "tara", el "fallo", no tiene cabida. Rechazamos todo aquello que se aleje de lo que nosotros consideramos "normal" tratando de ocultarlo, cambiarlo o manipularlo. En el caso de "El Grito de la Gaviota" se habla de sordera, pero el hecho que comento es aplicable a otras muchas situaciones de la vida cotidiana.

Las personas sordas son iguales que las personas oyentes, tienen sus problemas, objetivos, logros, retos, decepciones, necesidades,... pero somos nosotros, la sociedad, quienes construimos un muro entre sordos y oyentes, anulando (muchas veces) su identidad. El libro sirve como ayuda para darnos cuenta de que muchas veces somos ajenos a cómo podemos perjudicar a estas personas.

Es difícil opinar sobre un libro como este, ¿cómo opinar sobre una vida?  Una vida tan intensa como la de una niña que descubre el mundo, la comunicación y el sentido de la vida a los siete años. Emmanuelle, con siete años, aprende cosas que otros niños aprenden con tan solo un año, pero a esa misma edad también aprende cosas que otros son incapaces de aprender a lo largo de toda su vida. Rebelde, luchadora, curiosa... Pero, sobre todo, sorda. Esa es la identidad de Emmanuelle: ella es sorda y está orgullosa.

La soledad es un sentimiento que se repite mucho en la niñez de Emmanuelle. En la adolescencia, en cambio, hay independencia y rebeldía. En su lucha por esconderse del mundo, se junta con gente sorda de su misma edad y, con el objetivo de evadirse de sus problemas (no solo auditivos, si no también académicos o familiares), se divierte de fiesta en fiesta hasta descontrolarse, como cualquier joven de su edad.

En el libro, me llamó especialmente la atención todo lo referente a la educación oralista y el bilingüísmo (de lo que ya hablaré en alguna entrada futura). Es curioso que la gente aún crea que una persona sorda no puede expresar sus sentimientos por ser sorda. A veces, limitándoles a que se comuniquen en lengua oral, difícil para muchos de ellos, no conseguimos más que se sumerjan en un mundo de soledad, les aislamos pensando que estamos haciendo lo mejor para ellos.

El libro transmite muchos sentimientos: la soledad de una niña sorda al quedarse encerrada en un baño, la forma en la que una persona sorda siente la música... Es un libro muy ameno de leer, pero muy completo en contenidos. Te acerca al mundo de la sordera, por lo tanto, creo que es un buen libro para que el público general conozca un poco a la comunidad sorda. Totalmente recomendable.


Este es el enlace a la biografía de Emmanuelle Laborit en la Wikisord, por si le queréis echar un vistazo. Y si os animáis con el libro, comentadme si os gusta. :)

miércoles, 16 de enero de 2013

Nuestro bebé... ¡es sordo!

Como ya alguna vez os he comentado, existen muchas cosas que hacen que los sordos no formen un grupo homogéneo. Ya os hablé en esta entrada sobre los tipos de sordera y hoy quiero centrarme en una de las cosas más importantes para una persona sorda (en realidad, para cualquier persona): su familia.

Tenemos que tener en cuenta que, durante los primeros años de vida, el contacto que tenemos con el mundo exterior se produce a través de la familia, es decir, es nuestra familia la que nos va a ofrecer una educación, un idioma y una actitud ante la vida (aparte de otras muchas cosas, claro está).

Imaginad una pareja joven que decide tener su primer hijo, una de las alegrías más importantes en la vida de una pareja, y su ilusión se ve "entorpecida" porque descubren (generalmente tarde, ya que los médicos a veces tardan en diagnosticar) que su hijo es sordo. ¡Esa pareja ni siquiera sabe qué es un sordo y nunca ha tratado con uno! (Recomendadles este blog ;)).
Imagináis más o menos lo delicado del tema en los primeros momentos de la vida del niño o niña, ¿no?

El autor Oliver Sacks, en su libro titulado "Veo una voz", comenta cómo el diálogo que un niño o niña tiene con su madre es sumamente importante, ya que un diálogo rico en la infancia fomenta la imaginación y la inteligencia. Por esto, y por muchas otras cosas, es muy significativa para una persona sorda la manera en la que su familia más cercana asume su sordera.

Pero, ¿cómo asume la familia la sordera de su nuevo miembro?


Pues la forma de asumir la sordera de un hijo depende, fundamentalmente, de tres factores:


 - La actitud previa de los padres ante la sordera.
 - El estado de relación de la pareja.
 -La aceptación de las obligaciones y limitaciones a nivel afectivo y económico.

Los problemas suelen empezar con el diagnóstico, ya que los padres saben que a su hijo le pasa algo, pero no saben qué y muchas veces la sordera es en lo último que se piensa.

Pero, una vez que se tiene el diagnóstico adecuado, los padres descubren que las expectativas que tenían acerca de su paternidad y maternidad no tienen nada que ver con la situación real a la que "se enfrentan". Esto deriva en diferentes reacciones:

Conmoción y aturdimiento
Los padres no se sienten preparados para asumir la sordera sobre su hijo, tienen poca información y la situación les supera, ya que no tienen las herramientas necesarias para hacer frente a la situación.

Pena y culpa
Este sentimiento es muy natural en los padres, sobre todo si la sordera tiene una causa desconocida y la sensación de culpa puede alargarse toda la vida, lo cual puede derivar en una sobreprotección extrema hacia el niño.

Negación
Muchas veces, los padres tratan de negar lo evidente, no aceptan la realidad y guardan la esperanza de que sus hijos se curen.

Reconocimiento
A veces, los padres asumen bien la sordera de su hijo o hija, entienden que el nuevo miembro de la familia tiene unas necesidades especiales y que son ellos los que las tienen que satisfacer, por lo que hacen todo lo que está en sus manos para lograrlo.



En el caso de padres sordos, estos ya están familiarizados con la sordera y saben cómo es vivir siendo sordo, por lo que comprenden mejor las necesidades de sus hijos y les resulta menos difícil aceptar el hecho de que su hijo sea sordo.

Los padres oyentes pueden tener diversas reacciones cuando su hijo nace sordo al no comprender lo que supone la sordera.

Es posible que los padres oyentes acepten la sordera de sus hijos, en ese caso, los padres hablaran de manera natural del tema y tratarán de buscar soluciones para facilitar la comunicación de su hijo, por ejemplo, por medio de prótesis auditivas.

Es posible, también, que los padres tengan una reacción de rechazo hacia su hijo. Este rechazo puede ser de diferentes niveles, siendo el más extremo el abandono del hijo, dejándole al cuidado de los abuelos o incluso internándole en algún centro.

En ocasiones, los padres quieren que sus hijos lleguen a ser perfectos y que estén sanos, por eso les someten al perfeccionismo y a una actividad educativa muy intensa, como compensación al "handicap" que tienen.

Pero, en mi opinión, la reacción que más se da es la de la sobreprotección, es decir, un exceso de afecto y cuidado que corta la libertad y el libre desarrollo de la persona, haciendo, por ejemplo, que el niño no se relacione socialmente con otra gente. Es una actitud muy común creada, en parte, por la desinformación, algunos padres oyentes creen que su hijo no será capaz de llevar una vida normal sin su ayuda.


De todo esto se deduce que aún nos falta muuuucha información con respecto a la sordera en la sociedad en general, ¿no creéis?

miércoles, 2 de enero de 2013

Sordoceguera, una discapacidad multisensorial

Bueno, con el nuevo año llega el momento de retomar el blog. No es que lo haya dejado de lado de forma intencionada, sólo que he estado haciendo alguna que otra cosilla interesante.

De una de esas cosas os quiero hablar hoy, pero antes de eso...


¡FELIZ AÑO NUEVO!
URTE BERRI ON!

Una de las cosas que he hecho este último mes ha sido trabajar con Asocide Euskadi en dos ocasiones, es decir, con la asociación española de sordociegos. La primera vez fue un encuentro entre Asocide Valencia y Asocide Euskadi y la segunda la comida de navidad que se celebra anualmente desde Asocide Euskadi.

Os quiero contar un poco qué es la sordoceguera, ya que es un tema desconocido para la mayoría de la población. Antes de nada, quiero deciros que la mayoría de la información la he sacado de la página web de Asocide, aunque quiero aportar también mi visión con la poca experiencia que tengo en este ámbito. Por si queréis consultar la web de Asocide (hay más información de la que yo os voy a dar, enlaces, noticias...) es esta: http://www.asocide.org

Bueno, pues antes de nada... ¿Qué es la sordoceguera?

La sordoceguera es una discapacidad única que combina dos discapacidades, la visual y la auditiva. Esta discapacidad genera en las personas que la padecen problemas de comunicación únicos y necesidades especiales derivadas de la dificultad para percibir de manera global, conocer, y por tanto interesarse y desenvolverse en su entorno.

Las personas sordociegas corren el riesgo de sufrir una desconexión a causa de sus dificultades para ver y oír, lo que les impide, en muchas circunstancias, el acceso a la información, la comunicación o la educación.


Pero,... ¿Cuál es la causa de la sordoceguera?

Al parecer, existen más de 70 causas por las que una persona puede verse privada de su capacidad para ver y oír, pero la principal de ellas es el Síndrome de Usherun raro trastorno genético asociado a una mutación en uno de los diez genes determinantes vinculados al mismo.

La sordoceguera puede ser congénita, pero lo más normal es que la persona sordociega vaya perdiendo estos sentidos a lo largo de su vida. Dependiendo de la persona puede perder estos dos sentidos en diferentes épocas de su vida y a diferentes ritmos, lo cual condicionará su vida en gran medida. Por ejemplo, hay muchos sordociegos que han convivido en la comunidad sorda y han adquirido la lengua de signos como lengua natural y esto les ayudará una vez perdida la vista, por ejemplo. Recordad que ya os comenté que las personas sordas son muy distintas unas de otras, pues lo mismo pasa con las personas sordociegas.

Y entonces,... ¿Cómo se comunican las personas que ni ven ni oyen?

Para entender la forma de comunicación de las personas sordociegas os dejo este vídeo de Asocide donde explica muy bien los diferentes sistemas de comunicación que pueden usar las personas sordociegas. Pero, una vez más, quiero remarcar que la forma de comunicación dependerá de cada persona.


¿Pueden las personas sordociegas ser autónomas?

Esto también depende del tipo y grado de la sordoceguera y de cómo sea la persona que tiene la discapacidad. Pero, en general, suele llegar un momento en el que la persona no va a poder ser autónoma para ciertas cosas, aunque hoy en día hay bastantes avances tecnológicos que les pueden servir de ayuda.

Para garantizar el acceso a la información pueden contar con guías intérpretes. En este caso nuestro trabajo no es solo interpretar para que la persona sordociega pueda tener acceso a la información, si no también guiarla o transmitirle cualquier información visual o sonora que sea de interés.

Las pocas experiencias que he tenido hasta el momento con personas sordociegas han sido muy enriquecedoras y agradables, la verdad. Me han demostrado que se puede aprender mucho de ellos y a mi me ha encantado poder trabajar con ellos.

Si queréis más información sobre la sordoceguera os aconsejo, por un lado, la película de "El milagro de Anna Sullivan" (de la que me gustaría hablar en alguna entrada futura) y por otra parte este cortito documental de Daniel Alvarez:


En youtube hay más documentales muy interesantes del tema que os aconsejo que veáis. 

Espero que hayáis disfrutado de la entrada y que hayáis aprendido algo nuevo gracias a ella. Supongo que os habrán surgido preguntas sobre la sordoceguera o sobre la vida de los sordociegos, así que, por favor, hacedlas en comentarios y trataré de contestaros.

Muchas gracias una vez más por estar por aquí conmigo también en el 2013 :)



miércoles, 14 de noviembre de 2012

8 CANCIONES EN LENGUA DE SIGNOS

Que le lengua de signos no se oiga no quiere, en absoluto, decir que no se pueda cantar con ella. La lengua de signos con su carácter visual nos da inmensas posibilidades de jugar con ella y es por eso que también la podemos usar para hacer poesía o cantar, porque la música no es sólo para oyentes.

Seguro que cuando acabéis de ver mi entrada se os ocurren miles de vídeos que podía haber incluido aquí porque, sí, he dejado muchos de lado. He incluido los ocho vídeos que más me han gustado, impresionado o sorprendido. Algunos los incluyo por la belleza de la lengua de signos, otros como curiosidad, otros porque me gusta el proyecto... Espero que os gusten y que compartáis en comentarios cualquier vídeo de música en LS que a vosotros, como a mi, os haya sorprendido o emocionado.

¡Disfrutadlos!


UNO

El primero y el que a mi más me pone los pelos de punta pertenece a un grupo llamado Signmark. La peculiaridad de este grupo de rap finlandés es que su "protagonista" es sordo. Sí, ¡los raperos sordos existen! Lo que diferencia a este vídeo de los otros siete es que esto no se trata de una interpretación, si no de la lengua natural de la persona que canta. 

Marko Vuoriheimo comenzó a interesarse por la poesía y el rap desde pequeño y empezó a traducir letras a la lengua de signos. Sus amigos, al verle, le animaron a formar un grupo y con otros dos integrantes, oyentes, creó el grupo Signmark, que a día de hoy es conocido mundialmente.

Si queréis más información pinchad aquí para su página principal. Aquí enlace a los vídeos de la página.




DOS

El segundo vídeo está interpretado por el grupo Ilsevin, un grupo de intérpretes muy centradas en la música, pero mejor que os expliquen ellas mismas quiénes son: aquí una entrada de su blog a modo de presentación. 

Si navegáis un poquito por su blog, veréis vídeos buenísimos, a mi el que más me llamó la atención fue el de la canción "rap contra el racismo", ya que la iniciativa en si, sin lengua de signos, ya me gustó. La canción pertenece a un proyecto de sensibilización contra el racismo y en ella participan MCs españoles muy conocidos.

Os pongo dos vídeos, primero el original y luego el interpretado por las chicas de Ilsevin, ninguno de los dos tiene desperdicio.




TRES

El tercer vídeo está "nominado" porque tiene "buen rollo" y mucho arte. Se trata de la canción "Renacimiento" del rapero Kase O. (de Violadores del Verso) interpretada a LSE por ILSE Gonz. Era una actividad para una asignatura del máster de Docencia e Interpretación en Lengua de Señas de Valladolid, pero enseguida empezó a rular por internet.
No puedo negar que Kase O y su proyecto de Jazz Magnetism, donde se integra esta canción, me han producido siempre una gran admiración, pero la verdad es que este vídeo está totalmente a la altura de las circunstancias.



CUATRO

El cuarto vídeo pertenece a un grupo de cuatro videoclips (pura casualidad lo del número, lo juro ;)) del rapero Rapsoda. En el año 2011 sacó un maxi de cuatro temas  con el nombre de "Escuchar para ver, ver para entender" y las cuatro canciones fueron interpretadas a LSE por diferentes intérpretes. Una iniciativa muy interesante, ¿no creéis?

En Youtube podéis encontrar los otros tres temas, yo os cuelgo este porque sale un amigo (así de imparcial soy ;)):



CINCO

El quinto vídeo es el videoclip oficial de la canción "Negua joan da eta" del grupo vasco  Zea Mays, interpretado por Ainhoa Moyua, ILSE.

Me parece un vídeo precioso donde se ha sabido captar a la perfección el mensaje que se transmite, con la música, la voz y la lengua de signos. Pero la iniciativa no se queda solo en el vídeo, ya que Ainhoa tambien canta en lengua de signos esta canción en los conciertos de Zea Mays.

La canción es en euskera, pero os pido por favor que eso no os "corte" para verlo, porque es muy bonito visualmente.



SEIS

El sexto es el vídeo del single del último disco en solitario de Paul McCartney, en el participan los actores Natalie Portman y Johnny Depp. Si bien es cierto que se nota que de lengua de signos no tienen mucha idea, no deja de ser una iniciativa "molona" y bueno, puede que el hecho de que sean dos de mis actores favoritos ayude para que este vídeo me guste. En la Rolling Stone (versión digital) lo tacharon de soso y, la verdad, es que algo de acuerdo sí que estoy. Pero es bonito, creedme ;)




SIETE


La cantante Rozalen es la protagonista del septimo vídeo, junto a la intérprete Beatriz Romero. Han grabado un vídeo muy original y con bastante "descaro" que a mi, al menos, me alegró el día que lo vi. Es un proyecto bastante nuevo, pero me consta que esta artista ya está dando conciertos por la península junto a la ILSE. 



OCHO

Al octavo le guardo un cariño especial porque, aparte de que desde hace tiempo me gusta el cantante Tontxu, es una de las primeras iniciativas con lengua de signos de las que tuve noticias y me gustó. También tuve la oportunidad de ir a verles en directo en Bilbao (a él y a su intérprete, Evelyn) en un concierto que hizo con la ILSE para personas sordas y oyentes. Tengo que decir que me esperaba más de aquél evento, pero algunos de sus vídeos son muy bonitos (a mi me lo parecen, al menos), os cuelgo el de la canción "Te amaré mejor":




Bueno, espero que os hayan gustado los vídeos y ojalá me descubráis muchos nuevos vídeos en los comentarios :)


lunes, 12 de noviembre de 2012

Interpretación en los juzgados

Intérpretes con antecedentes penales, intérpretes arrestados, tarifas irrisorias, esperas de hasta año y medio por falta de intérprete, idiomas a los que no se interpreta porque hay que ahorrar, intrusismo laboral... La verdad es que el panorama no pinta nada bien y ya en este ámbito de la interpretación, después de todo lo escuchado, ya poco nos sorprende.

El otro día se publico el suplemento de la Revista Traditori dedicado a los servicios públicos, donde hay un par de artículos relacionados con mi entrada de hoy que resultan muy interesantes (aunque, en general, la revista entera no tiene desperdicio ;))

Bueno, creo que ya estamos metidos en contexto y ya sabemos de qué estamos hablando, ¿no? Pues voy a aprovechar para contaros cómo está la situación en el caso de la interpretación de lengua de signos en los juzgados de Vizacaya (Bizkaia).

Como en el resto de España, corregidme si me equivoco, el servicio se ha externalizado y cada X tiempo sale a concurso la interpretación de los juzgados para todos los idiomas y se le adjudica la realización de este servicio a una empresa. Creo que no es ilógico pensar que como es una agencia especializada de traducción e interpretación, se ofrecerá un servicio de calidad, pero esto dista mucho, muchísimo, de la realidad. Para que la oferta de una empresa al presentarse al concurso sea competitiva, y teniendo en cuenta la jungla que es todo esto, las tarifas son inadmisibles a ojos de cualquier profesional.

Aquí, hasta hace poco, tenía el servicio adjudicado una empresa, que contaba con una bolsa de ILSEs (intérpretes de lengua de signos española) que, por lo general, no aceptaban sus tarifas. Y finalmente, acostumbraban a llamar a la federación de sordos para que le proporcionara una ILSE, cobrando ella la tarifa normal que paga la Federación. desde hace un par de semanas, según me han explicado en diversas llamadas de teléfono, es otra empresa la que se dedica a ello. El problema es que la bolsa de trabajo que tienen debe ser aún menos extensa que sus tarifas, o eso parece, ya que me han llamado tres veces para ofrecerme las mismas condiciones. Yo les he dicho que estaría encantada de trabajar para ellos, pero que no puedo aceptar sus tarifas, ya que son menos de la mitad de la tarifa que yo tengo establecida (que es la que nos paga la federación).

La verdad es que las ILSEs en este sentido, al menos hasta ahora, somos afortunadas, porque somos pocas y no solemos aceptar tarifas demasiado bajas, con lo cual mimamos nuestra profesión. Pero miedo me da esta situación económica que tenemos delante, quizá mucha gente se vea obligada a bajar sus tarifas, solo espero que no sea a los extremos que quieren que lleguemos (bajadas del %56 por ciento, me refiero).

Bueno, dejando el "mal rollo" de lado, quiero explicaros un poco cómo se trabaja, porque a pesar de todo, es un ámbito que me gusta bastante.

Una vez que ya hemos aceptado un servicio (y hemos determinado ya las condiciones de trabajo como tarifas, gastos de desplazamiento, tarifa mínima y demás) nos dan los datos del servicio, que suelen ser muy escuetos: día, hora, número de expediente y lugar. Normalmente no tenemos más datos, por lo que tenemos que ir con la mente abierta, no podemos prever nada. Como lo ideal para nosotras es tener algo de información antes de empezar, yo suelo acercarme a información y, con la excusa de preguntar por la sala, suelo pedir a ver si me pueden leer la carátula del caso, lo cual aunque no sirva de gran ayuda, alguna pista nos dará. Si no, otra opción es preguntar una vez llegados a la sala, el problema es que cuando llegas suelen estar en otro juicio y, además, tampoco llegan a hacerse a la idea de por qué para nosotras es importante un poco de información o piensan que ya sabemos de que va el tema. Conclusión: solemos entrar a la vista con la misma información, o poca más, de la que salimos de casa.

Todo esto que os he contado si se celebra la vista, ya que muchos juicios se suspenden, bien porque se aceptan los cargos y se llega a un acuerdo, porque no se presentan las partes... En estos casos suele tocas aclarar las cosas fuera de la sala, también hay que interpretar, pero "impone" menos que entrar a la sala.

Pero bueno, suponiendo que el juicio se celebra, tenemos que tener claro quién es nuestro usuario y cual es su nivel de lengua de signos o si su lengua de signos es 100% española o no. Lo de cuál es nuestro usuario es importante, a veces nos puede no quedar claro o también puede ser que su madre, padre, pareja... quiera tomar las riendas del asunto.

Después, tenemos que decidir dónde nos vamos a colocar (para esto tenemos unos milisegundos), aunque muchas veces ya tenemos una silla preparada. 
Las salas de juicio no suelen ser grandes y yo, personalmente, no veo oportuno sentarse en la zona donde se sitúa el juez, abogados... 
Así que nos queda como solución en diagonal a nuestro usuario a una distancia muy corta. La visibilidad no es mala, pero el usuario no mirará a su abogado, al juez... ya que nosotros estamos en otro campo visual distinto. Pero bueno, si no hay más... 

Los juicios suelen llevarse a cabo rápido, suelen ser muy directos. Por lo tanto, nuestra interpretación también debe ser rápida, clara y directa, aunque esto puede resultar complicado si no conocemos a nuestro usuario, ya que no sabemos de qué forma va a entender mejor las cosas.

Para interpretar en juzgados creo que es importante familiarizarse con la terminología, que a mi al menos, no me resulta del todo sencilla, y las fórmulas lingüísticas que se suelen usar. También debemos ser extremadamente prudentes: Si necesitamos que se nos repita algo, debemos pedirlo y si algo no hemos entendido, debemos pedir aclaraciones. Sí, no les va a sentar bien a los profesionales con poco tiempo, pero nosotros que trabajamos como peritos, podemos meternos en algún marrón que otro si nuestro trabajo no es como debería. No olvidemos que también nosotros prometemos decir la verdad, nada más que la verdad... De hecho, nuestros datos quedan registrados y debemos firmar la declaración de nuestro usuario.

Otras cosas a tener en cuenta son: la vestimenta, cómo dirigirse a cada parte, que normalmente nos dirán cosas como "dígale que" y tenemos que tener paciencia, que nos toparemos con gente que nunca ha trabajado con una persona sorda y con un ILSE... Pero no quiero hacer esta entrada demasiado larga. Eso sí, si tenéis preguntas, tenéis lugar para formularlas en los comentarios (y sin limitación de caracteres, ¡estamos que lo tiramos!).

(Por supuesto también son bienvenidas preguntas vía e-mail, twitter...).

Un saludo y que tengáis un precioso comienzo de semana :)

martes, 6 de noviembre de 2012

UNA "CARA" VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Seguro que todos estáis de acuerdo con el título de la entrada de hoy, ¿verdad? Pues yo quiero utilizar esta frase para explicar una de las cosas más importantes en la lengua de signos y en su aprendizaje: la expresión facial y la expresión corporal.

Antes de empezar os recomiendo esta interesante entrada del blog "Dicho de otra forma" de Mar González que trata sobre el mismo tema y además nos cuenta el curioso caso de Lydia Callis, la intérprete del alcalde de Nueva York.

Pero, lo primero de todo, ¿qué es la expresión corporal?

La expresión corporal es la herramienta que usamos cuando emitimos un mensaje con nuestro cuerpo, independientemente de si es consciente o inconsciente. Transmitimos información constantemente con nuestro cuerpo, incluso cuando estamos quietos.
En la lengua de signos, como seguro que muchos ya os habréis fijado, no solo usamos las manos (como comenta Mar, a mi también me han preguntado mucho si "poner caras" es necesario).

En la lengua de signos toman importancia cosas como los gestos que hacemos con la cara, la inclinación de nuestro cuerpo, el espacio que tenemos a nuestro alrededor, la rapidez de nuestros movimientos... Estas cosas dan significado, tono y acento a lo que decimos mediante signos. De esta forma podemos "gritar" o decir si algo duele un montón o solo un poco, por ejemplo.

Cuando queremos aprender lengua de signos, es importante poner en práctica las estrategias que nos ofrece la expresión corporal y lo primero que tenemos que hacer es liberarnos de los prejuicios al expresarnos con nuestro cuerpo. Es curioso,  pero la expresión corporal es algo que vamos perdiendo a medida que nos vamos haciendo mayores (aunque nunca la perdemos del todo).

Dentro de la expresión corporal (estudiado por la kinesia) existen diferentes ámbitos a tratar que resultan interesantes para la lengua de signos:

La postura corporal:

La postura es la disposición del cuerpo en relación a un referente y puede observarse desde tres aspectos:

  . La posición, que es la que determina nuestra disposición a comunicarnos. Por ejemplo, una persona signante con las manos en los bolsillos no da pie a una comunicación.

  . La orientación es muy importante en un ámbito de la lengua de signos que se llama "roles" y donde se "representan" conversaciones entre diferentes personas, dependiendo de la posición del cuerpo del signante, sabremos quién habla en cada momento de la conversación.

   . El movimiento nos dará, sobre todo, información sobre estados de ánimo, por ejemplo, si una persona está nerviosa, signará más rápido y si está enfadada, hará movimientos más agresivos.

La expresión facial:

La expresión facial es la herramienta más valiosa que tenemos para expresar emociones, por eso, no podemos olvidar que la expresión facial es un componente básico de la lengua de signos y solemos denominarlo componente no manual.

Es tan importante que incluso dos signos pueden ser idénticos, excepto por la expresión facial que les acompaña, como es el caso de "doler" y "dulce".

Los elementos del rostro que son de vital importancia para la lengua de signos son:

    . La mirada: Como ya sabemos, la LS es una lengua visual, ¿cómo no iba a ser importante, entonces, la mirada? Tenemos que dejar los prejuicios que tenemos los oyentes a un lado y mirar a los ojos a nuestro interlocutor cuando hablamos en LS, sea quien sea. Además, es importante acostumbrarnos a usar una visión global que nos permita ver la cara, el torso y las manos de quien nos habla.

     . Las cejas: Las cejas ayudan a la expresividad y tendemos a usarlas con este fin, pero en la LS, aparte, cumplen un papel gramatical. Por ejemplo, cuando queremos realizar una pregunta, debemos levantar las cejas (en preguntas abiertas) o bajarlas (en preguntas cerradas). También tienen sentido gramatical en otros enunciados, como pueden ser los condicionales.

    . La boca: En la LS las expresiones de la la boca y la lengua son muy importantes, ya que dan expresividad y añaden significado, como puede ser el caso de introducir la lengua entre los dientes, como haciendo "z"s, para expresar abandono.
Además, algunos signos van acompañados de patrones labiales, que son una especie de imágenes labiales de su correspondiente palabra en castellano oral. Por ejemplo al decir "paz" hacemos con la boca "PZ", sin necesidad de emitir sonido alguno.

   . Las mejillas: Aunque menos importantes o utilizadas, también cumplen su función en algunos casos, por ejemplo, inflando las mejillas al signar repetidamente "personas" expresamos que son muchas personas.




Así que, aunque a veces pensemos que los sordos "hablan con las manos", esto no es más que una verdad a medias, como ya hemos visto.
¿Ahora entendéis por qué ponemos esas caras tan graciosas las ILS? Además, esas caras suelen coincidir con las fotos que nos sacan, ¿Ley de Murphy quizá?